"ElSueño es real hasta que despiertes"✍️[Relato corto] por @yohanys💋💋💋


portada_el_sue_o_es_real.jpg


Fuente de la imagen diseñada enCanva

t_tulo_relato2.jpg

Dedicado a los amantes del placer literario

El verano había terminado y la familia Flores, decidió mudarse a la ciudad de Tijuana.

El señor Pedro había recibido una extraordinaria propuesta de trabajo que les permitiría mejorar su calidad de vida. Todos estaban muy felices (especialmente las niñas, que soñaban con tener su propia habitación en una casa espaciosa)

Cariño, ya estoy aquí—vociferó el señor Pedro.

Yolanda salió a su encuentro y éste la abrazó con prisa.

— ¡Llegó la hora de marcharnos!—Selló sus palabras con un beso.

El viaje fue largo, pero divertido. Sus rostros esbozaban la sonrisa que brota de la esperanza. Es cierto que cuesta resistirse a los cambios, pero esta vez, sería diferente. Esta vez, nada podría salir mal.

La casa era más hermosa de lo que podían imaginar. Tenía todo lo que cualquier familia pudiese desear. Inspiraba lujo, elegancia, confort y lo más importante: un genuino calor de hogar.

Un día, mientras Yolanda decoraba el área del jardín; notó que allí, cerca de la ventana corrediza, había una extraña piedra. Como buena amante del arte, pensó que la misma estaba en el lugar incorrecto. Ella lograba ver una belleza singular en la preciada reliquia. Así que decidió trasladarla a un rincón de la sala. ( donde pudiera ser admirada por todos)

piedra_extra_a.jpg

Martha y Patricia se la llevaban muy bien juntas. Disfrutaban de jugar a las escondidas y correr en el jardín. Yolanda, amaba verlas sonreír durante horas a través de la ventana de la cocina. ¡Jamás se imaginó que el dulce sueño que anhelaban vivir en su nueva casa, se convertiría en una pesadilla!

Todo transcurría con normalidad, hasta que una noche de invierno, observaron que Martha, tenía muchas horas contemplando la extraña piedra sin pronunciar palabra. Se balanceaba abrazando sus rodillas, como quien está bajo los efectos de un encantamiento. La madre utilizó todos los medios que tenía para sacarla de sus pensamientos pero no tuvo ningún resultado. Pensó que la niña sólo estaba cansada de haber corrido toda la tarde en el jardín, así que la tomó entre sus brazos y la llevó a su habitación. Le dio su bendición, junto a un beso en la frente y se fue a su recámara.

Pasaron dos horas cuando de pronto, escucharon los llantos y gritos de Martha. Estaba profundamente dormida. Podía notarse la angustia en su pequeño corazón. Era obvio que estaba teniendo terribles pesadillas, trataba de hablar y no podía, estaba ahogada, con los ojos abiertos por el espanto. ¡Solo Dios sabe lo que estaría soñando! Sus padres estaban desesperados, sin saber qué hacer. Llamaron a un médico que la examinó y diagnosticó que posiblemente la niña estaba resistiéndose al cambio y que sólo necesitaban darle descanso y mucho tiempo mientras duraba el proceso de adaptación. Sin embargo, las cosas no estaban resultando sencillas para la familia Flores, ya que las recurrentes pesadillas de Martha eran cada vez peores; hasta el punto de que Yolanda, al no poder ayudar a su pequeña (quien ya llevaba varias semanas sin hablar y perdida en sus pensamientos) cayó en una profunda depresión. La tristeza se había apoderado de toda la casa y de la familia. Parecía que nunca lograrían salir de ese profundo abismo.

Patricia, la niña mayor se desesperó tanto, que fue a donde estaba ubicada la piedra y comenzó a gritarle con lágrimas en los ojos:
¿Qué le hiciste a mi hermana?
—Por tu culpa, estamos viviendo un infierno… ¡Te odio!

Buscó un martillo y con todas sus fuerzas comenzó a golpear la piedra. Para su sorpresa, la piedra se rajó a la mitad y justó allí en el revés de las marcas que parecían adornos se podía leer una frase que decía: ¡El sueño es real hasta que despiertes!
Patricia abrió sus grandes ojos negros y dijo confundida: ¡El sueño es real hasta que despiertes! y luego repitió más fuerte: ¡El sueño es real hasta que despiertes!

Cuando la pequeña Martha escuchó estas palabras, reaccionó, se iluminó su rostro y corrió a abrazar a Patricia. En eso, apareció Yolanda, quien no cabía en sí misma de felicidad, tras haber recuperado a su niña.¡No podían esperar para darle la noticia al señor Pedro y pedirle que viniera a casa a deshacerse de los restos de la piedra!

Así lo hicieron, procurando olvidar ese singular evento que llenó sus vidas de zozobra…

Un mes después, bajo una calurosa tarde de abril, Yolanda decoraba el área del jardín y notó que allí, exactamente cerca de la ventana corrediza, estaba la extraña piedra intacta…

piedra_extra_a.jpg

Autora: ©Yohanys Ravelo.
@Yohanys

¡Estoy feliz por tu visita!
¡Bienvenido(a) a mi blog!🌹
¡Muchas gracias por tu tiempo, voto y comentario!💋



❤️❤️❤️

😊Mis queridos amigos de #Hive: Esta es mi entrada para una hermosa e interesante iniciativa organizada por nuestro querido @saulos, ttulada : un extraño concurso. La misma consiste en escribir, basándose en la segunda imagen de este post
Encontrarás toda la información Aquí para que tú también te animes a participar si amas los retos y la producción literaria.😍Extiendo la invitación a mis amigas: @rosana6 y @soyunasantacruz

❤️Gif diseñado por @equipodelta para la comunidad @es-literatos❤️

banner_ruido.jpg

H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
17 Comments