Operaciones aritméticas alternativas


Operaciones aritméticas básicas

Matemáticas, buscando soluciones fáciles y rápidas

A pesar que los cursos de Matemáticas han tratado de seguir los protocolos establecidos en los procesos de Enseñanza - Aprendizaje, siempre se ha diversificado la forma de enseñar la metodología para resolver los problemas aritméticos básicos de suma, resta, división y multiplicación, de forma ordenada y que cumplan las funciones educativas que se desean cubrir según la edad del aprendiz.

En una operación matemática de Resta, se identifica cada uno de los miembros de este problema aritmético, donde el minuendo es la cantidad original, el sustraendo es el valor numérico que se desea restar de la cantidad original y se antecede con el signo matemático (−) para dar como resultado el "resto o diferencia". Sin problemas hasta que aparece un minuendo lleno de "ceros" que agrega un grado de dificultad a esta sencilla y fácil operación matemática de restar.


Si es lógico pensar que el cero es 0, no tiene nada para quitarle un siete (7), increíblemente aparecen los buenos amigos para prestarle, llegando a convertirse en un poderoso diez (10) y el dígito que está al lado se convierte en un nueve (9), mientras que el 5 se transforma en un cuatro (4). Este procedimiento puede perturbar la emoción y ganas de aprender de un niño de primaria que recién se inicia en el maravilloso mundo de las operaciones numéricas.

Restando 1:
Sustrayendo 1 tanto al minuendo como al sustraendo resulta más fácil y rápida la operación de la RESTA sin necesidad de "prestarle" al dígito vecino y al otro vecino, mientras que el número distinto de cero se le resta la unidad. Esto puede afectar el proceso de aprendizaje de los estudiantes de matemáticas, mientras no le demos herramientas alternativas aritméticas para realizar las operaciones básicas de manera rápida y sencilla.

La adquisición de habilidades matemáticas se van desarrollando con la implementación de técnicas para la resolución de ejercicios matemáticos que se irán complicando a medida que se avanza desde la educación básica, media y universitaria.

Operación de multiplicación:
otro ejemplo sencillo de operaciones aritméticas alternativas consiste en operar el multiplicando de iguales dígitos por cualquier multiplicador de 1 cifra. Se colocan los dígitos en lo extremos y el número del centro se obtiene al sumar estos 2 dígitos. Note que estos son casos particulares y no se aplica para todas las operaciones, por lo que no constituye una regla general.

Esta operación de multiplicación es tal cual nos enseñan en la escuela primaria y no hay ambigüedad con el procedimiento, pero puede aplicarse de manera particular el siguiente procedimiento:

Apoyo bibliográfico y fuente de imágenes

Nuestras ideas y conocimientos que podamos tener sobre el tema tratado en este artículo pueden ampliarse de manera voluntaria al consultar el siguiente catálogo de referencias:

Las funciones matemáticas son expresiones que relacionan
las variables de una igualdad,
así que invariablemente encontraremos alguna solución

H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
2 Comments