Cuidando de los pobres y necesitados del mundo


Fuente

Estamos viviendo tiempos de abundancia, donde se dan muchas cosechas para la preparación de alimentos de consumo masivo. Muchas naciones están compartiendo alimentos no perecederos con muchas comunidades en crisis económica, pueblos en conflictos y pueblos sufriendo las consecuencias de las calamidades sufridas. Muchos de estos alimentos vienen en bolsas identificadas o en cajas, las cuales contienen un número de productos que ayudaran a paliar el hambre por unos días.

El hambre es una de las mayores pruebas que el hombre puede sufrir y cuando se comparten alimentos a través de organizaciones a cargo de esto o a través de ayudas gubernamentales, se puede estar comprando la libertad de ser auto-suficientes. Las ayudas son muy importantes en momentos de gran necesidad pero deben cesar en cuanto se resuelva el conflicto.

Se de familias completas sin necesidad alguna, que van a las casas de alimentación creadas para dar por lo menos una comida a los ancianos, niños en condición de calle y para adultos desempleados. Se aprovechan de esta ayuda para poder ahorrar dinero para cubrir lujos. Hay personas inescrupulosas que logran poner sus manos en estas ayudas humanitarias y las venden. Mi hermano vive en Madrid y me dice que se dan trolis de mercado gratis a los inmigrantes de Marruecos y de otros países como ayuda humanitaria, pero muchos son personas que no las necesitan.

Mi gran preocupación es que no siempre será así. Vienen tiempos decretados como tiempos de hambre y de grandes calamidades. El hombre debe estar consagrado todo el tiempo en prepararse para estos grandes conflictos que seguro ocurrirán. Hoy hay abundancia pero cuando no la haya mi pregunta es ¿Quién ayudará a quién?

Muchas comunidades mundiales se están preparando para eventualidades. En Venezuela ha habido una gran crisis económica y el gobierno ha ayudado con las famosas cajas claps que contienen alimentos no perecederos. También el gobierno hizo un llamado de atención a sembrar y a criar animales de corral, esto ha tenido una gran acogida ya que son muchas las familias que están comiendo de lo que producen. El gobierno ha facilitado los insumos para la cría de gallinas y cerdos.


fuente

Se que muchas personas queremos volver a la normalidad de nuestras vidas. Los venezolanos eramos verdaderamente ricos y no lo sabíamos, algunas personas menosprecian estas cajas y se burlan del gobierno por ellas, aparte que es mucha la corrupción que circunda este proyecto de ayuda. Estas cajas le llegan a todo tipo de personas y tienen un costo que es pagable, esto espera que no se vea como una limosna.

A mi me gusta ver la vida como un aprendizaje que nos beneficia. Yo acepto con humildad lo que se me da y mantengo en mi corazón la esperanza de un mundo mejor. Cuando me ofrecen la caja clap la pago y mayormente la uso para ayudar a personas en crisis. He visto el uso y me satisface poder hacerlo. Yo no se mucho de política, pero me pregunto si se gasta tanto dinero en estas cajas porque no invertir ese dinero en reconstruir la economía?

Otros países tiene otro tipo de ayudas. En meses pasados me llegó una caja de Miami que se dan sin costo alguno como ayuda . Contiene 3 latas de leche evaporada, 3 kilos de arroz, 1 aceite, 6 latas de atún, 1 harina de maíz de 3 kilos sin gluten, azúcar y 3 paquetes de spaguettis. También hemos vistos bolsa de 20 kilos de alimentos variados, que se dan a través de instituciones religiosas y también sin costo alguno. Algunas personas dieron gracias por estas ayudas ya que recuperaron peso perdido y mejoraron la salud.

Mi reflexión es a estar preparados para las circunstancias que se presentan en la vida, debemos trabajar para desarrollar un plan familiar que incluya todos los elementos necesarios para afrontar las dificultades en el campo de la salud, alimentación y escasez. Nunca sabemos cuando tendremos que defendernos a nosotros mismos solos.


H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
1 Comment