Catarsis/Una experiencia personal/By @yohanys

"El miedo es ese compañero de viaje
con el que no quieres hablar,
y no sabes cómo hacer que se calle.”


SARA VILLALÓN


Portada catarsis.png

Image source
designed in Canva

catarsis..png

He aprendido que el miedo es una emoción como cualquier otra y como tal, es necesario vivirla, reconocerla, sentirla, enfrentarla... A veces, en aras de protegerme (porque debo admitir que soy muy nerviosa) intento evadirlo casi sin darme cuenta. Sin embargo, hoy es uno de esos días en los que el miedo aceleró mi corazón hasta el punto en que me sentí desfallecer.
-
Tuve una cita médica con el otorrinolaringólogo, porque en medio de todas las secuelas desagradables y el sabor amargo que me dejó el covid-19,presenté una inflamación en ambos oídos y mientrasreunía los recursos para asistir a la consulta, cometí el error de probar cuanto remedio me recomendaran para aliviar el dolor( cosa que no ocurrió sino que me produjo una infección )

Durante la consulta

Cuando el especialista me realiza el examen general, dice que debe hacerme una limpieza urgente con un equipo de succión que hacía un gran ruido y me haría sentir muy incómoda . Añadió que él, me prometía que sería momentáneo.
.
Minutos después estuve reclinada en su silla con un intenso vértigo que sacó lágrimas de mis ojos. ¡Una sensación que me hizo sentir perdida, vulnerable…!
Una vez culminado el tratamiento, me dice exactamente:

—"No le voy a mentir, la infección estaba muy avanzada y aunque ya
empezamos a tratarla, no sabemos con exactitud cuánto tiempo estuvo allí. La distancia entre el oído y el cerebro es mínima y si por alguna razón llegó algo de líquido al cerebro, las consecuencias pueden ser terribles: desde una meningitis o en el menor de los casos podría ir perdiendo audición sin darse cuenta."

Mientras el doctor hablaba, el miedo me paralizó. Me relató casos drásticos de personas que perdieron sus facultades por no asistir a tiempo a atenderse.

¡Imaginarme sin poder escuchar me hizo sentir pánico!

En ese momento sentí cómo mi corazón se comprimía, se agitó mi respiración y volvió el vértigo. Aunque traté de disimularlo, él lo notó y explicó que aunque sonara fuerte, yo merecía saber las consecuencias que mi descuido pudo ocasionar. Que también existía la posibilidad de que el líquido no haya pasado al cerebro, pero de cualquier modo, eso lo sabríamos a medida que vayan pasando los días. Indicó que cumpliera el tratamiento al pie de la letra y que en un mes volviera a consulta para tratar el otro oído y hacer un estudio profundo en ambos para evaluar las posibles consecuencias.
Recalcó que no debemos usar bastoncillos para limpiar el canal auditivo, ni aplicar gotas calientes de hojas de plantas (como muchos tienen por costumbre). Enfatizó que ni siquiera recomendaba las soluciones óticas de venta libre en farmacias.
*

Me recetó una solución preparada con 50% de alcohol, 50% de vinagre, más 3
gotas de aceite de bebé por 10 días consecutivos y luego, 2 veces por semana hasta la siguiente consulta.

tratamiento.png

Así que aquí estoy, en este espacio íntimo; adolorida, muerta de miedo escribiendo mi catarsis, dejando que esta sensación se escurra a través de mis letras, rogando a Dios que me ayude a sanar del todo y que pueda continuar disfrutando a plenitud del maravilloso sentido auditivo.

catarsis.png


Author: © Yohanys Ravelo.
@Yohanys
I'm happy for your visit!
Welcome to my blog! 🌹
Thank you very much for your time, reading and company!

@YOHANYS  (1).png

Original content by @yohanys
Copyright @yohanys | All Rights Reserved
Banner and separators created in canva by @yohanys

H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
6 Comments