Paseo a Chichiriviche | Part 1: Camino a la playa


PicsArt_09-21-08.22.42.jpg

El pasado 5 de septiembre salí de este largo aislamiento y me decidí a empezar a recorrer mi país, a disfrutar de sitios que no conocía y a darme un baño de sol porque parecía una rana platanera de lo amarilla que estaba. Así que entre tantas publicidades de Instagram que me sugestionaban a salir de viaje, me encontré con una cuenta en específico que me gustó porque se veía que si estaban viajando y no eran unos estafadores. Pueden conseguirlos en Instagram como @latituexperiences. Aparté mis puestos dos semanas antes con la mitad del pasaje y pagué por Binance (sí, viajé pagando en criptomonedas, ¡yay!). Lo único que no me gustaba mucho era que no incluyera la comida, así que nos preparamos para llevarla hecha y que solo tuviéramos que abrir nuestros bolsos y comer. Preparamos unos panes de sandwich con jamón y queso (súper básico) y unos pastelitos con carne molida. Además de snacks como chips y galletas, refrescos y una botella de vodka con su respectivo jugo de naranja.

IMG_20210905_054836-01.jpeg

Aunque no incluía la comida, si pasaron buscándome frente a mi casa a las 5:30 AM, así que una cosa compensaba la otra. Nos recomendaron que lleváramos sweters porque en el autobús hacia y frío, así que hice caso y me vestí para eso, bien cubierta, con un hoodie y unos joggers para aguantar el frío, pero con mi sombrero para cubrirme del sol que amanezaba con no aparecer, así que mientras terminaban de buscar el resto de las personas que nos acompañaban en el tour, iba acomodándose en el freezer que nos trasladaba a la playa. A las 6:00 AM aproximadamente, y con una fuerte llovizna empezamos a rodar a nuestro destino.

PXL_20210905_070300804-01.jpeg

Aproximadamente a la mitad de la travesía hay una parada muy famosa por estas costas de Carabobo y Falcón al que se le conoce como el camino a la felicidad, es un punto en la carretera lleno de palmeras y con una bella vista a la playa, el nombre hace alusión a que vamos al camino que nos hace feliz: ¡a la playa! Además era uno de los puntos fijados por el tour para bajarnos a tomar algunas fotos del amanecer en el mar, y aunque el clima estaba nublado y no pintaba nada bien, logré sacar unas fotos bellísimas y pude obtener algunas que me ofrecieron mis guías. La parada duró unos 15 minutos, los suficientes para obtener algunas fotos y seguir para llegar temprano al muelle.

PXL_20210905_070436710-01.jpeg

Esta foto tenía que dejarla grande y en su esplendor, así se veía el cielo, pero igual ya me hacía feliz lo que están por ver.

PXL_20210905_070407991-01.jpegPXL_20210905_070414923-01.jpeg

El peor look playero jamás visto, con los ojos hinchados por no dormir y mi gran hoodie, tam gris como el cielo. Pero había algo que quitaba el aliento.

PXL_20210905_070805603-01.jpeg

La vista del mar siempre quita el aliento.

PXL_20210905_071036347-01.jpeg

El compás de las olas al amanecer, cuando solo se escuchan las olas, y algún pajarito que ya se despertó es una de las cosas que más disfruto.

Playita.jpg
Cortesía de los amigos de Latitu Experiences

No hay nada en el mundo que pueda quitarme de amar los colores de los amaneceres en el mar, cuando los ves es cuando dices: para esto vivimos.

PXL_20210905_070751472-01.jpeg

Y no te precupas por como luces porque al mar no le importa.

Llegamos al pueblo de Chichiriviche, Estado Falcón alrededor de las 8:00 am, nos dijeron que podíamos dejar los sweters en el autobús, así que nos despojamos de ellos y ya la cosa empezaba a cambiar. Nos bajamos y caía una llovizna muy fina que me tenía angustiada porque se suponía que iríamos a la playa a tomar el sol, estuvimos más o menos 20 minutos mientras organizaban la lancha que nos llevaría al cayo, y así fue, ya se acercaba y la lancha nos cubría de la lluvia, y empezamos a movernos... Muy feliz, por supuesto, de estar más cerquita de la playa. Y aunque el cielo se iba poniendo gris, yo me sentía muy esperanzada y esperaba de todo corazón que el cielo empezara a despejarse.

PXL_20210905_082850479-01.jpeg

Ya montados en la lancha era imposible ocultar mi felicidad, y eso se nota en este corto video que fui tomando en este viaje y que seguiré mostrándoles más adelante y en dónde aclararé la duda de que pasó con el clima de la playa, y en el que OBVIAMENTE, ya me cambiaré el look que traía con uno más playero y adecuado.

PXL_20210905_082928392-01-01.jpeg

En vía al cayo que nos recibiría durante el día y así de gris se veía todo.

Aunque esta es la primera parte, y sin contarles mucho de lo que se viene más adelante, puedo decirles que fue genial salir de paseo y que efectivamente lo volveré a hacer, es más, mi plan es viajar al menos una vez al mes para poder ser feliz e ir mostrando las playas de estás costas que no conocía y que realmente son bellísimas. Y como quiero dejar todo lo referente a la playa en la próxima publicación, no hablaré de cuál fue el cayó que visitamos ni que más hicimos en el paseo, así que esperen el próximo y se los diré.

  • Todas las imagenes y videos fueron capturados por mí con la cámara de mi celular POCO X3 PRO.
  • Edición de las fotografías realizadas con snapseed.
  • Video editado con Kinemaster.
  • Banner realizado con picsart.
  • Footer realizado en Canva.
  • Musica libre de derecho de autor: Happy Acoustic Guitar Background / OYStudio.


▶️ 3Speak

H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
1 Comment