Caricaturas de nuestra infancia / Palabreando contra Reloj

Saludos Hivers, me encuentro muy feliz de participar por primera vez en esta actividad de #palabreando contra reloj, liderada por mis queridas amigas @amandaj, @junydoble y @mariale07, desde hace tiempo me había querido incorporar y es hasta ahora que pude ver a tiempo la publicación y sentarme a escribir sobre este tema propuesto para el día miércoles 15/09/2021:

Caricaturas de nuestra infancia

untitled.gif


Creo que hablaré en base a 3 tipos de caricaturas: las que me gustaron, las que hoy me sorprende que haya visto y las que dejaron huellas.

Aunque no tengo muy buena memoria, al menos no registro mucho los detalles, recuerdo que todas las caricaturas de Disney me encantaban, todos esos cuentos de hadas eran para mí muy especiales y no me cansaba de repetir la película una y otra vez, me sabía todo el guion de las películas, en especial la Sirenita, la Bella y la Bestia y Blancanieves, me gustaban mucho porque a pesar de que en el trasfondo era el cuento de la princesa y el príncipe azul, siento que se salían un poco del molde en cuanto a la historia y disfrutaba mucho de las canciones de la película.

Ahora que lo pienso, esas historias cargadas de músicas pegajosas como “Bajo el mar” o “Ay ho” eran sin dudas mis preferidas.

untitled.gif

También veía series como Candy Candy, Heidy, Ángel la niña de las Flores y ese tipo de caricaturas, las disfrutaba mucho. Y amaba también las de acción como He-man, She-ra y los Caballeros del Zodíaco. Los picapiedras y los supersónicos eran otros clásicos que me gustaba ver.

Siendo adulta me pareció increíble que haya dedicado tanto tiempo a Candy Candy, si veo ahora en retrospectiva me parece un drama cargado de mucho sufrimiento para un público infantil, curiosamente era el tipo de caricaturas que se producían en esa época, y no es que ahora no haya series de ese estilo, sino que siento que en mi época muchas de esas caricaturas terminaron siendo “novelas” para niñas, y por alguna razón no nos percatamos de eso.

También observo que muchas de esas caricaturas tenían una gran carga de violencia disfrazada, como: “Tom y Jerry”, “El Corre Caminos” y en general todas las de Looney Toons, toda la trama se puede resumir a persecuciones y maltratos entre los personajes, los que se aprovechan de los demás o resultan ser más “vivos”, si me pongo a analizar con detalle el contenido de estas caricaturas creo que fuimos expuestos a una gran cantidad de antivalores, no sé hasta que punto eso pudo haber repercutido socialmente en nuestra sociedad, pero si es cierto que los niños forman su carácter hasta los 7 años, lo que vimos durante ese tiempo sin duda dejo una huella en nuestra personalidad y conciencia.

Aunque hoy existen muchas caricaturas que incentivan esa cultura antivalores, también creo que hay opciones -que no existieron en mi época- más educativas e integradoras, diseñadas especialmente para los niños. Me da un respiro que mis hijos puedan aprovecharlas y yo disfruto verlas con ellos.

untitled.gif


¡Hasta pronto!

Emoji cotufas.png

Separador.png

  • 100% contenido original
  • Avatar tomado de la aplicación Bitmoji

Separador.png

1 recortado.jpg

Cintillo para Readcash.png

H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
26 Comments