Mis reflexiones


Fuente

Cada mañana me despierto dándole gracias a Dios por un nuevo amanecer y así poder renacer una vez más, consciente que la vida es dura y que con altibajos tenemos que lidiar. Es agotador y a veces nos hace hasta dudar, de querer seguir viviendo con tanta contrariedad.

Los dolores se apoderan de mi cuerpo, me hacen desfallecer al punto de creer que ya no puedo más, pero le imploró a mi Dios con lágrimas en los ojos para que me dé fuerzas y así poderlos aguantar, agradeciéndole al mismo tiempo su ayuda diaria para luchar con esta terrible enfermedad.

Todos los días de mi vida son un reto para mí; pero me enfoco en las cosas que puedo y me encantan hacer, como cantar, ver películas, tejer y muchas cosas más, dejando en segundo plano mis circunstancias adversas que con valentía me ha tocado enfrentar, siendo tantos los momentos que quisiera de ellas poder escapar.

A veces quisiera poderlo todo borrar de principio a fin, para así terminar con tanto sufrimiento que agobia mi vida y no lo puedo evitar, pero luego entro en razón y disfruto al máximo de cada minuto que de la vida aún puedo disfrutar.

Aunque son muchos los sufrimientos ellos no me quitan todo el aliento, porque se que la vida es realmente bella y por eso saco las fuerzas a diario para hacer todo lo que realmente me llena de tranquilidad, y aunque a veces resulta casi imposible puedo disfrutar de verdadera paz.

No me importan mis circunstancias, a ellas las puedo ya manejar, siempre encuentro una razón o un lindo motivo que me ayude a continuar. Por eso considero de vital importancia tener una buena actitud y buen ánimo, para los momentos duros poder sobrellevar y aprovechar a plenitud los que me dan felicidad.
H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
2 Comments