Me terminaron asaltando

imagen.png

Hay días que simplemente puedes decir que no es tu día, como si algo te lo predestinara, y tal vez la señal que me avisara de ello fue encontrar mi chamarra de cuero rasgada de un lado.

Hoy era un día como cualquier otro, con la diferencia de que iba a alcanzar a mi hermano @reonfi a Santa Fe (una zona de la ciudad de México), ya que él tendría una entrevista de trabajo y pues una vez que saliera de la entrevista nos moveríamos juntos, ya sea ir a comer algo o simplemente dar una vuelta. Todo transcurría de forma normal, le prepare el desayuno a mi novia y la acompañe a su trabajo para de ahí moverme con mi hermano. Tome un camión para terminar transbordando a otro que ya me dejaría más directo y ahí es cuando todo paso.

Fue cosa de 5 minutos o menos, dos personas se subieron al camión y aplicaron la típica frase de "ya se la saben" mientras apuntaban con una pistola al chófer y a los pasajeros. Como yo suelo sentarme en la parte de atrás del camión por mi altura, varios pasajeros y yo aprovechamos para salirnos del camión por la puerta trasera y salir corriendo, sin embargo, ya sea por mi altura que hace fácil de detectarme o porque estoy gordo, lo que fuera hizo que uno de los asaltantes terminara persiguiéndome amenazándome con disparar, yo seguí corriendo hasta que, como chica en película de terror, termine tropezándome, dándome alcance y a punta de pistola pidiéndome que le diera el celular, así que termine dándoselo.

Una vez que el ladrón se fuera corriendo, termine avisando a la policía y varias patrullas se pusieron a buscarlo mientras yo explicaba lo que sucedió, me prestaron un teléfono para avisarle a mi hermano y al final el vino por mi. Ya después de terminar de avisarle a la policía (y que obviamente no lo lograran atrapar), le dije a mi hermano que fuéramos a una sucursal de mi compañía telefónica para que bloquearan mi número y el dispositivo.

Pues perder el celular era lo que menos me importaba, lo que realmente me importaba era que mi información no cayera en manos equivocadas, sobre todo la información Crypto. Ya en la sucursal bloquearon mi dispositivo a través del IMEI que tienen todos los teléfonos y dieron de baja el chip de mi teléfono para reponerme otro con mi propio número telefónico.

Ya mi teléfono quedó bloqueado, así que al asaltante no le quedará de otra más que resetear desde cero el teléfono y cambiar la lógica de la ROM del teléfono. Aun así paranoico le dije a mi hermano que me prestará su crédito para sacar un nuevo celular para empezar a recuperar mi información y lo más importante, cambiar todas mis contraseñas, que prácticamente es lo que he estado haciendo desde la tarde, incluso poniendo en Google que destruyera toda la información almacenada en mi otro teléfono

Como lo más importante es la Crypto que estaba en mi celular, puse mis doce palabras mnemotic que están en mi wallet telefónica y las empecé a mover a nuevas semillas, pues no pienso arriesgarme de más y perder más que mi teléfono.

Yo al final me encuentro bien, algo adolorido, pero bien, pensando en los "hubiera" y deseando que está sea la primera y la última vez que me asaltan

H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
14 Comments