21 grams: una película perfecta.

A inicios de la semana pasada dejé la reseña de la primera película del director mexicano Alejandro González Iñárritu, Amores perros y comenté al final que quería ver todos sus films, revisitando aquellos que ya había visto. Entre los que desconocía se encontraba 21 grams, uno de los favoritos de @josemalavem y ahora veo por qué.

González Iñárritu disfruta de las historias cruzadas (Babel, Amores perros) pero creo que el mejor manejo de ese recurso lo desarrolla precisamente en esta cinta. Tenemos, al igual que en otras de sus cintas, tres personajes y tres historias que se vuelven una sola. Las vidas de Paul (Sean Penn), Jack (Benicio Del Toro), y Cristina (Naomi Watts) se cruzan en un trágico accidente (igual que en su ópera prima) y a partir de allí, voluntaria o involuntarimente, sus vidas orbitarán alrededor de sí mismos en una vorágine de dolor y venganza. Es difícil adelantar cosas de la historia sin dañar la experiencia, pero les pondré algún contexto: cuando inicia la película, Paul necesita ser sometido a una operación de alto riesgo, Cristina es una mujer casada con dos hijas preciosas y Jack es un hombre muy cristiano con un pasado algo turbio, pero estos personajes tan diferentes pronto van a compartir experiencias tensas y dramáticas.

Si sólo fuese un thriller y contase las historias de los personajes y lo que sucede antes y después del accidente, sería una película muy buena, tal como su anterior Amores perros, pero una vez más, el mexicano eleva la cinta a la categoría de Cine extraordinario con un montaje particular, diferente y un poco difícil de seguir para algunos. No es sólo que el tiempo no sea lineal, lo que ya es un plus, sino que los saltos en el tiempo son frecuentes y las escenas en cada momento son a veces muy breves. En Amores perros, la historia se movía hacia atrás o hacia adelante, pero cuando cambiaba de foco, es decir, primero contaba la historia de un personaje durante un lapso, luego la de otro desde otro momento y finalmente la del tercer personaje. Se entrecruzaban, sí, pero digamos que cada historia era aparte. En cambio, en 21 grams no son tres historias sino una única historia que engloba a los tres protagonistas y entonces Gonzáles Iñárritu nos muestra escenas de pocos minutos (incluso hay unas que duran sólo unos segundos) una detrás de la otra en aparente desorden, generando al principio algo de confusión.

Pero como dijo José Saramago, "El caos es un orden por descifrar". La escena inicial nos muestra a Cristina en la cama con Paul; unos minutos más tarde la vemos con dos niñas y vemos a Paul en un hospital; cinco minutos más tarde, vemos a Paul sangrar, vemos a Jack cerca de él, pero entonces nos vuelven a mostrar a Jack con otro corte de cabello, con otras personas y después volvemos a ver a Cristina con Paul en otro contexto y aunque comenzamos a ver lo que pasa, surge una pregunta fundamental: ¿cuándo? y de esa interrogante se desprenden otras: ¿qué ocurrió primero? ¿cómo llegaron allí? ¿qué hecho los hizo converger? Si han leído La Casa Verde de Mario Vargas Llosa, les puedo decir que la sensación al ver 21 grams es similar, de desconcierto, desafío, asombro, admiración, todo en simultáneo, mientras en nuestra cabeza las piezas comienzan a encajar.

Todas las decisiones de González Iñárritu en esta película son acertadas, incluida la forma en que va aumentando el misterio y la expectativa con respecto al hecho central de la película (el accidente) que se muestra muchas veces sin mostrarse, invitando al espectador a que participe e imagine las cosas que se infieren y que se deducen pero que no se muestran del todo. En muchos sentidos, ver esta película es como leer un libro. Uno muy bueno, además. En todo momento me mantuve atento, expectante y sentí que las dos horas que dura la cinta se fueron volando. 21 grams es una película perfecta de 10/10 y se ha convertido en una de mis películas favoritas, en general y no sólo de su director, digna de ver una y otra vez. Cuando quieran ver una película excelente, diferente, casi única en su estilo, no duden en acudir a la filmografía del director mexicano y de entre todas sus historias, confíen en esta, en verdad será una experiencia inolvidable. Damas y caballeros, esto es Cine.

Reseñado por @cristiancaicedo

Otros posts que pueden interesarte:

La Red Avispa (Película): y la polémica desatada en Venezuela
H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
3 Comments